domingo, 10 de agosto de 2008

MENSAJE EN UNA BOTELLA






Siempre el contenido es mejor que el continente
un trozo de vidrio ajado sucio semitransparente
oculta mis palabras puertas a mis ojos
a la visión que tengo de las cosas y las personas




Hoy es mañana como todos los dias
cuando me embarco en sueños y no te tengo
hoy callado alzo el rostro al aire limpio
y respiro futuro tras tu cuerpo




Lanzo lo que tengo sobre las olas
cabalga sobre espuma entre tormentas
para llegar a puerto o para morir ahogado
una vez más bajo las aguas




Suplo tus ojos con cuatro o cinco versos
que te llaman que te ocultan
y el mensaje dentro de cristal
sube a la orilla golpeado por los dias




Soledad del viento pasos de un niño
que lo abre despacio lo observa indolente
recuerda el mañana una lágrima una perla
y tras pensarlo dos veces lo arroja a la mar.

sábado, 2 de agosto de 2008

POÉTICA DE LA NADA





El silencio de las palabras

no es el silencio de la ausencia

vos lo sabes

miras desde mi mirada

con esas pestañas que mueven vientos

y asaltan torreones

silencio huérfano de uñas pintadas

que laceran mi espacio vacio

luz

poesía no escrita

en comunión con la nada.

Hoy un mar de dudas

mantiene mi alma presa

mientras un gato duerme

entre los brazos de nadie

como duerme la nada

esperando alumbramiento

entre tus brazos

y en silencio.

Nada es suficiente

para buscar tu poesía

mantienes la savia

recorriendo mi cuerpo

en la distancia

a centímetros de tu piel

luciérnaga de mi nada

yo soy la nada

tu eres ausencia.

lunes, 28 de julio de 2008

EL PUEBLO DESHABITADO




Hoy, cuando me despierte, cuando sienta la necesidad de ser luz y oir tus pasos, cuando apague el pasado y surja tu rostro, acudiré despacio a tus caderas para sentir apoyo, y ya sin distancia, beber tus labios.

Agua es todo cuanto busco, que se deslice por mi cuerpo, que complemente mi sed, que brote de todos los vientos que fecundan mi pasión. Alzar la vista al cielo de tu cintura, mirar las nubes sobre la linea del horizonte y llorar si es preciso para que la sal de mis lágrimas tenga el mismo sabor al mar que atrapaba tu cuerpo.

Somos agua, líquido que va fluyendo y termina en recipientes, casas, pueblos, ciudades... vida. Y yo mientras ese agua se pierde, soy tan sólo un pueblo deshabitado sin ti, un olvido de la memoria de cuyos goznes cuelgan ventanales, puertas cerradas y calles vacias, donde la nieve todo lo cubre en un invierno infinito esperando la primavera de tus besos.

Hoy, cuando me despierte, estarás a mi lado, y es lo que cuenta...

domingo, 13 de julio de 2008

AL SUR DE TU OROGRAFÍA





Ocurre que todos los días me asombra la belleza, me atraviesa de punta a punta sin permiso como un turista de cayuco sin visado atraviesa el estrecho, 14 kilómetros, un mar entre dos mundos que difieren en poco si se mira el interior.


Con el paso de los años, esa belleza me ha hecho cambiar. Las huellas del tiempo desaparecen con el viento, me transforman en un sinfín de prosaicas experiencias aderezadas de versos laberínticos. El desierto borra las pisadas, pero bajo la arena me siguen, cabeza abajo y sin sentido aparente.


He buscado a través de los años un sueño profundo, más allá de la indeterminación de la tierra baldía; sólo encontré paz en las alturas, esas cimas en las que a veces me encaramo para observarte sin ser visto, entre los riscos de la memoria, en la verticalidad de tu sonrisa transparente.


Soy un día de julio nervioso por tu ausencia, aturullado, herrumbroso, magnetizado en busca de tus polos, donde un chascar de dedos atraviesa la luz y da sentido al principio de las cosas.


No existe mayor sueño como navegante que recalar en tu regazo, al sur de tu orografía, recorrer centímetro a centímetro tu cuerpo para poder trazar un mapa preciso donde la latitud expande pensamientos, y la longitud me lleva al atardecer de tu espalda. Y es que en tu espacio, la gravedad no entiende de coordenadas, y vertiginosamente me precipito hacia tus labios, hacia tus valles, tus montes y tus bosques, hasta completar el mapamundi de mis sueños.


Geógrafo, autodidacta de tu cuerpo, explorador, en blanco y negro te pienso buscando tus claroscuros. En mil colores me vuelves, me das vida y me apaciguas. Que el viaje de los años te trajo a mi, y a mi hacia ti, y es muy triste buscar sueños más allá de tus palabras.

jueves, 3 de julio de 2008

MIRADAS


La primera oportunidad siempre la da las miradas, acercan universos dentro de la imaginación, y atraviesan cualquier muro por muy grueso que este sea.


La segunda la da las palabras, porque acotan todo lo imaginable y nos muestran transparentes.


La suma de miradas, palabras y destino me llevan a ti, a un punto donde mi mirada y la tuya confluyen con toda la fuerza de la naturaleza, donde mis palabras y tus silencios se enzarzan en juegos de niños, y donde el destino nos alcanza con los ojos cerrados, sin saber muy bien su propia existencia.


Qué daría porque una de tus palabras dijese lo mismo que tus ojos. Sin duda ya no nos importaría el destino.

lunes, 30 de junio de 2008

OVER THE RAINBOW...





Cachitos de arco iris

quedan en la memoria

junto al deseo

irrefrenable

de alzar un puño

relleno de historias



nada tangible

hay más allá



nos manchamos las manos

de siete colores

viendo llover

VIDAS






Hay vidas por las que merece la pena


volver a la vida


otoños herrumbrosos pero transparentes


y aguas tranquilas con orillas desiertas




Paramos la singladura para revisar amarres


cabos sueltos que unian cuerpos


sinérgico futuro estando juntos


viaje hacia jamás cuando te pienso

LUNA NUEVA

Desenvuelta y altanera, la Luna surge como un volcán; come tiempo al tiempo surcando el horizonte, poblada por dos selenitas que la besan.



Luna llena, tu cara sobre la almohada, busco un valle en lo profundo de tu cuerpo.



Desinteresadamente, el Sol levanta el día, ilumina caras ocultas por descubrir; repliega el vuelo, buscando un eclipse que no haga sentir más angustia que distancia.



Los segundos transcurren entre creciente y menguante, acariciando el recuerdo de lo que nunca ocurrió, la sinrazón del deseo, la paz entre tus labios, porque sólo en tu creciente no mengua, y se siente Sol. Rojo se oculta tras el mar, diminuto a cada paso, no más sabio, sino más huraño y reservado, ataviado con tus ojos y sumido a ellos.



Por qué ciclo lunar danzamos solitarios, si tras el estrecho somos uno.



Luna nueva, abrázame cuando caiga la noche, enrédame en sudor y besos ciegos, dame a beber el agua de tu cuerpo, recuerdos nuevos posados en tu mano de una luz perlada en la distancia.



Claro solar, aguardo el nuevo día para volverte a ver...

viernes, 20 de junio de 2008

7 HAIKUS







Sol en tus labios
Se atreve la magia
A ser sonrisa



Toco tus pechos
Y el viento arrulla
Causas perdidas



Entre recuerdos
Somos mundos de locos
Dos locos cuerdos



Salva distancias
Atravesar montañas
Con pensamientos



El sueño vive
Encerrada la muerte
Sin su guadaña


Buscar entuertos
Donde rola el viento
Entre tus piernas


La mar escucha
Silencios de arena
Ola tras ola



LUX

Abrir de ojos. Nos desperezamos entre un mar de sábanas, sobresaltados un tanto por el sueño inconcluso. Respiramos por rutina, sin darle importancia al hecho del acto reflejo, y con desgana volvemos a sabernos despiertos.



Dónde andabas si tras las pisadas de tus pies descalzos no te hallo.



Rumor que atraviesa la antesala, es cierto que mirar al interior del sueño nos atrapa en el engaño. Tu me engañas, porque como sueño me arrebatas la razón, y la sangre fluye, como vida que me das, disolviendo corazón de piedra.



Siento los viejos hábitos; reflejado en el espejo, un torpe reloj sepultado entre simientes, verdes granos que brotan de cuando en cuando. Bajo la mar, un silencio profundo camina hasta encontrar olas que se precipitan sobre la arena de tu cuerpo, agua que se lleva un pedazo de ti cada vez que vuelve.



Tantas son las situaciones vividas, aún con legañas en los ojos, un pasado pluscuamperfecto engrosa la memoria y me acompaña. Cuál es la llave para llegar a una persona, indolente ante mi mirada, pero llena de fuego tras la suya.



Una brizna de sol enredada en tu pelo, me dirijo hacia ti porque eres luz, toda tu eres luz, cada centímetro de tu piel, cada mirada y cada sonrisa, cada beso no dado de tus labios sobre los mios... cerrar los ojos es luz si tras la oscuridad de mis párpados tu te encuentras.

martes, 10 de junio de 2008

INSOMNIA

Innombrable es tu nombre, aunque lo escriba en las piedras y sucesivamente suscite pasiones, olvidos, sonrisas quedas adormecidas, el sin vivir de mi pasado. Atrapado a él, ligado a él, me conmina a buscarte sin pensar en ello.


Un día cualquiera, mientras sudo poesía o miserias, se desencadena un mar de letras que no conducen a nada más que a tu boca, el lugar donde la dictadura de tus besos me retiene, y me sumerjo en una especie de letargo que limita al norte con los ojos del desierto, deambula de este a oeste entre tus pechos, y se pierde, deseando volver a besar el sur...


Y es que todos los días amanece aún más temprano; sin la prisa de saberte a la espera, el insomnio se aloja tontamente en el recuerdo, y te busco en etiquetas olvidadas que fuí pegando en rincones de mi memoria.


Miro hacia otro lado, desenvuelvo el aroma de un cuerpo que absorto me acompaña, desentiendo tu risa, mis sueños. Es más fácil querer olvidar, que recordar que no existe el olvido.






martes, 20 de mayo de 2008

ARIADNA Y EL MINOTAURO



Ariadna dejaba un rastro de migas de pan para que el Minotauro, que sólo comía carne, no las engullese. Todos los laberintos deberían de tener ese rastro de escape hacia la realidad, un hilo conductor que nos devolviese hasta nuestros sueños y pasiones, como un nudo gordiano que una vez liberado nos diese la solución a todos los problemas.

Sólo el inciso de advertir sobre el peligro del Minotauro, agazapado en espera de algo más que unas simples migas, y acariciando con la imaginación la carne que ha de ser suya antes del amanecer.

Regresad de mi laberinto, pues las puertas se destruyen con el tiempo...

domingo, 14 de octubre de 2007

LA RUTA DE LOS VOLCANES




"Sobre la tierra yerma

verdes las cenizas atenazan el cielo.

Montes de fuego, como los recuerdos,

nubes de viento"